La sexualidad en tres puntos

  1. Sexualidad y la sociedad

Lamentablemente cuando nacemos no podemos desligarnos de la sociedad. La cultura y la sociedad juegan un gran papel en la forma en que conformamos nuestra propia identidad individual y colectiva. Esta influye no solo en aspectos generales como el tipo de Estado que tengamos sino como vivimos nuestras relaciones y experiencias personales. Y ahí entra la sexualidad, el sexo, como lo vivimos con nosotras mismas, y como cogemos con otras personas.

En ese acto sexual sea las masturbación propia o el sexo con otra personas, llevamos todo nuestro baúl cultural. Y es importante saber cuales son los perjuicios que existen alrededor de la sexualidad para cuestionarnos cómo nosotras la vivimos. El cuestionamiento feminista abarca ese aspecto persona e intimo de las mujeres, y el punto es que ella misma empiece soñar y construir una sexualidad que se acorde a sus fantasías y deseos propios. 

 

2. Sexualidad y nosotras mismas,

Estamos corrompidas por la sociedad patriarcal, fracturas por dentro, crecemos siendo ajenas a nosotras mismas. Crecemos en nuestro cuerpo pero en realidad no lo habitamos, lo habitan los conceptos culturales que hemos aprendidos, la mira del otro y el qué dirán los demás. Algunas veces cuando me masturbo me siento desconectada, mi mano está tocándome pero no logro fluir, y para mi es un reflejo de esa ruptura que hay en mi.

Estoy empezando a comprender que debo empezar de nuevo mi sexualidad conmigo misma. Para mi esta oración es un poco ambigua, ya la había leído en otras ocasiones y siempre me quedaba con: “aja, suena super chilero pero cómo”. He descubierto lo siguiente y ha empezado a funcionar: comencé a escribir poemas eróticos, a leer poesía erótica, a bailar sensualmente conmigo misma, a verme al espejo y decirme: “estas guapisima, no te falta nada”, algunos días tomo varios minutos solo para tocarme el cuerpo, sentirme sensual. Pero lo que quiero decir es que al final cada persona debe encontrar su camino para encontrar las respuestas que busca, así que puede que lo que yo proponga no le funcione a otra persona. Lo más importante es no perder la paciencia y la fe en una misma, de que la energía sexual está dentro de nosotras y solo es cuestión de descubrir como dejarla fluir.

3. sexualidad y los otros.

Y bueno los dos puntos que hable arriba, están ligados con como cogemos con otras personas. Primero la sexualidad y la sociedad se relaciona por ejemplo: con la idea que las mujeres no deben ser sexuales y que el placer es malo, incluso el propio placer que nos podemos dar por medio de la masturbación. Aquí entra el segundo punto la sexualidad y nosotras mismas : Adoptamos estas ideas reprimiendo nuestra energía sexual, culpándonos y juzgándonos por nuestros deseos, fantasías o actos sexuales que tengamos. Comenzando nuestra desconexión, dejamos de explorar nuestro propio cuerpo por esos constructos sociales. Y llegamos al tercer punto: el sexo con otros. No voy a generalizar pero este puede ser un escenario. Como mujer creces reprimiendo tu sexualidad porque quieres ser buena para que te acepten y pues la niñas de bien no cogen, solo lo hacen con “su verdadero amor”. Pasas años sin tocarte y evitando cualquier situación que pueda llevar a tener sexo. Desconfías y desconoces de tu sabiduría sexual, y crees que no sabes nada sobre el sexo (lo cual es cierto, pero no de todo, porque el sexo no solo es con otro, ni se resume a la penetración, así que hay un universo sexual que podemos descubrir con nosotras mismas y nuestra vagina). 

El punto de esto es que la sexualidad no es solo pene, vagina y penetración. La podemos observar, cuestionar y experimentar desde distintas esferas o espacios. Para quienes viven una sexualidad plena pues enhorabuena y para quienes todavía no, les diría que informarse sobre el sexo es una buena herramienta para comenzar a construir el camino de la sexualidad que queremos. Con informarnos me refiero: a escuchar a sexólogas, literatura erótica, tips eróticos, pornografía feminista (es un tema aparte pero la industria pornográfica tiene una perspectiva androcéntrica y el placer al que se le da atención es al del hombre) y platicas con amigas, o la pareja sobre el sexo que queremos.

Les dejo una lista de los sitios en los que me informo yo sobre el sexo:

Sexóloga: Juliet Allen, instagram: https://www.instagram.com/juliet_allen/

Literatura erótica: Nancy Friday: Woman on top (tengo el libro en pdf por si lo quieren, escriban el DM de instagram)

Pornografía feminista: Erika Lust, pagina web: https://erikalust.com/

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *